¡Hola!

Soy Marina, la autora de este blog. Nací en Argentina y tengo 31 años. En el 2016, renuncié a mi trabajo como abogada para dedicarme a viajar por el mundo. Desde entonces, hago un poquito de todo. Pero lo que más me gusta es escribir y sacar fotos.

¿Querés saber más?

Soy una persona inquieta y curiosa, y tengo la memoria de un mosquito. Por eso, escribo todas las mañanas. Escribir se volvió una forma de recordar, pero también de conocerme y estar más atenta a mis deseos y necesidades.

Si bien viajar me transformó, en algunas cosas soy la misma que era antes. Tengo miedos y me agobia no poder controlar el futuro; cuando estoy triste, me siento sola y extraño mi casa. La mayoría de los blogueros no lo dice, pero vivir de viaje es tan real e imperfecto como vivir quieto en una ciudad. Intento transmitir eso en mi blog.

Viajo lento, lentísimo, y casi siempre por tierra, porque prefiero mirar el paisaje y vivir la cultura desde adentro. Sin embargo, soy fanática de los aeropuertos y de los aviones. Camino mucho, me muevo en transporte público, y almuerzo en mercados y puestos callejeros. Procuro, en la medida de mis posibilidades, vivir en cada lugar como si fuera local y no turista.

Prefiero los lugares en medio de la nada y los pueblos chiquitos, donde el tiempo transcurre despacio y la gente vive tranquila. Estar rodeada por millones de personas a veces me da un poco de fobia.

Tengo una relación de amor-odio con Buenos Aires, ciudad en la que viví durante diez años y a la que vuelvo cada vez que puedo.

Mis hábitat son la selva y el mar.

Colecciono piedritas de distintos países del mundo.

Acerca del blog

Adicción por los viajes nació a mediados del 2015, como respuesta a una necesidad personal. Estaba ansiosa por irme de viaje, tenía un miedo galopante y me sentía muy sola: necesitaba un espacio donde canalizar.

En las primeras páginas, hay algunas reflexiones pre-viaje: cómo me sentí el día que renuncié a mi trabajo, lo mucho que me dolió quedarme sin casa, el torbellino que significó despedirme de Buenos Aires. Los miedos, la desesperación, la ansiedad; los trámites previos. También hay algunos relatos y datos prácticos de mis viajes anteriores.

Desde enero de 2016 en adelante, esto es, desde que renuncié a mi trabajo de oficina para dedicarme a viajar, Adicción por los viajes se convirtió en una especie de diario. A partir de esa fecha, encontrarás relatos y reflexiones personales de mis viajes por el mundo.

Y, por supuesto, en el blog encontrarás datos prácticos e inspiración para que vos también te animes a viajar.