marina bianco adiccion por los viajes

marina bianco adiccion por los viajes

 

Marina Bianco

 

Me llamo Marina Bianco, soy argentina y tengo veintinueve años. Vivo viajando desde enero de 2016. Genero contenido audiovisual y ayudo a emprendedores a posicionar sus negocios en redes sociales. Además, escribo este blog.

 

Nací y crecí en Posadas, Misiones, pero al terminar el secundario me mudé a Buenos Aires para estudiar abogacía. Me recibí en el 2011 y ejercí la profesión durante cinco años. También di clases de Derecho ad honorem en la Universidad de Buenos Aires y durante un tiempo organicé ferias americanas de ropa y accesorios hechos con mis manos. Cada centavo ganado lo destiné a viajar por mi país, por América, y también por Europa y Asia.

 

Nunca me sentí satisfecha en lo laboral porque me llevo mal con eso de tener horarios fijos, encerrarme en una oficina y acatar órdenes, en especial si no las entiendo o no las comparto. Además, mi mayor deseo siempre fue viajar.

 

En septiembre del 2014 hice mi primer viaje en soledad y fue revelador, ya que descubrí y acepté algunas verdades esenciales. Primero, que mi pasión es viajar y que no debo limitarla a quince o treinta días al año; segundo, que mi tiempo es finito; y por último, que necesito poco y puedo sola.

 

Volví a Buenos Aires con la idea de dejar todo y lanzarme a viajar al día siguiente. Esa idea comenzó a crecer, desbordó los límites de mi cabeza y se convirtió en un hecho: en enero de 2016 renuncié a mi trabajo como abogada en una oficina y salí de viaje sola, sin límite de tiempo ni destino fijo.

 

A los quince días, apenas crucé la frontera a Bolivia, conocí a Guido, un argentino que también había renunciado a su trabajo para viajar. Nos enamoramos y, sin pensarlo demasiado, asumimos el maravilloso desafío de recorrer Sudamérica juntos. Desde hace un año y medio estamos conociendo los lugares más turísticos y recónditos de nuestro continente.

 

Viajamos como mochileros, con bajo presupuesto, y trabajamos en la ruta. Generamos contenido audiovisual y ayudamos a emprendedores a posicionar sus negocios en redes sociales. Yo, además, escribo este blog. Lo mucho o poco que sabemos lo aprendimos viajando, solos y a los ponchazos, como decimos en Argentina. No es fácil, pero nos apasiona lo que hacemos.

 

 

marina bianco adiccion por los viajes

 

 

* Viajo lento y casi siempre por tierra, porque prefiero mirar el paisaje y vivir la cultura desde adentro. Sin embargo, soy fanática de los aeropuertos y de los aviones.

 

* Camino mucho, me muevo en transporte público y almuerzo en mercados y puestos callejeros. Procuro, en la medida de mis posibilidades, vivir en cada lugar como si fuera local y no turista.

* Prefiero los pueblos chicos antes que las grandes ciudades (estar rodeada por millones de personas me da un poco de fobia).

 

* Algunos días extraño ser sedentaria, pero elijo mil veces esta vida.

 

 

marina bianco adiccion por los viajes

 

Acerca de este blog

Adicción por los viajes nació a mediados del 2015 como respuesta a una necesidad personal. Estaba ansiosa por irme de viaje, tenía un miedo galopante y me sentía muy sola. Necesitaba un espacio donde canalizar eso.

 

En las primeras páginas, hay algunas  reflexiones pre-viaje: cómo me sentí el día que renuncié a mi trabajo, lo mucho que me dolió quedarme sin casa, el torbellino que significó despedirme de Buenos Aires. Los miedos, la desesperación, la ansiedad; los trámites previos. También hay algunos relatos y datos prácticos de viajes anteriores.

 

Desde enero de 2016 en adelante, esto es, desde que renuncié a mi trabajo de oficina para viajar, Adicción por los viajes se convirtió en una especie de diario. A partir de esa fecha, encontrarás relatos y fotos de mis viajes, ordenados por orden cronológico.

Y, por supuesto, en el blog también encontrarás inspiración para que te animes a viajar e información útil sobre los lugares que conozco. 

 

1 comentario en “Marina Bianco – Adicción por los viajes

  1. Hola Yane! No me gusta recomendar hostels porque viajo con muy bajo presupuesto y no suelen ser lindos.
    Te deseo un feliz viaje!
    Saludos!

Deja un comentario