Tu sueño, el mío, el de muchos

“Me escapé de la rutina para pilotear mi viaje” – Calle 13.

Buenos Aires me encanta: soy buena en lo que hago, gano lo suficiente para vivir bien y puedo aspirar a una casa propia aunque eso implique hipotecar veinte años de mi vida. Disfruto comer en familia, reunirme con amigas, estar sola en casa. ¿Por qué entonces salir de viaje? ¿Y si extraño? ¿Y si me aburro? ¿Y si no consigo trabajo para seguir? ¿Y si viajar no es lo mío?

pisac arcoiris zona de confort
Sin embargo, intuía que si salía de mi zona de confort sucederían cosas mágicas.

Para mi familia yo me había vuelto loca; para mi psicólogo, escapaba de algo. Según amigas que publican en Facebook frases al estilo “be happy, wild and free”, soy una inconformista porque en Buenos Aires tengo todo para ser feliz. Mi jefe me tildó de hippie, mientras repetía lo mucho que a él le apasiona lo que hace, como si yo se lo hubiera cuestionado. 

caminos en la vida
Nadie parecía entender que no hay un solo camino para ser feliz.

Tomar la decisión no fue fácil, pero el último veintitrés de enero al fin subí a un avión con destino a Salta. Libre pero en un limbo: ya sin trabajo ni casa, pasaría varios meses sola, sin ver a mi familia. Aquel podía ser, como se dice, el primer día del resto de mi vida, o la peor experiencia en mis veintiocho años. La única palabra que encuentro para explicar lo que sentía es vértigo.

ruta de la muerte coroico bolivia
Volví a sentir vértigo en la combi que me llevó de la Paz a Coroico. El conductor circulaba a toda velocidad por sinuosos caminos rodeados por precipicios. Pero valió la pena.

En Salta me encontré con mis padres, que habían ido a despedirme: mi mamá, entre lágrimas, dijo que volara alto y me pidió que volviera; papá me susurró al oído algo que no voy a olvidar: “Disfrutá mucho, flaquita, estás a punto de cumplir tu sueño, el mío y el de muchos”. A partir de entonces todo comenzó a fluir de tal manera que siento tener una vida de película.

uyuni inundado
A veces los paisajes son tan surrealistas que me siento en una película de ciencia ficción.

¿Días malos? Varios. A veces la gente cree que desde que salí de viaje todo es perfecto. Tuve que acostumbrarme a los acolchados sucios, a las ollas engrasadas y a encontrar pelos en la ducha, a compartir habitación, cocina y baño con gente que es buena onda y con otra que no tanto. Acampé en la calle porque no tenía dinero, me bañé mil veces con agua fría aunque la temperatura era menor a dos grados, y me enfermé en un país que no era el mío.

mural la paz bolivia
Apenas me sentí bien salí a caminar y me encontré con este mural.

Y ni hablar de todo lo que extraño. En los grupos de WhatsApp mis amigas comentan lo buena que estuvo la fiesta de la noche anterior, y mi familia comparte fotos del asado del domingo, del cumpleaños de mi hermana y de mis sobrinos con el perro. El Día del Padre dentro de dos semanas, el del Amigo en un mes, los cumpleaños de agosto… Y yo acá, a nosécuántos kilómetros de distancia.

IMG_7293
Aprendiendo que existen tantas formas de vivir como personas en el mundo.

Pero, por otra parte, hace casi cinco meses me levanto cuando ya no tengo sueño, desayuno sin mirar la hora y salgo a caminar por lugares de los que no me hablaron ni en la escuela ni en la universidad. Conozco anarquistas, socialistas, liberales; campesinos, playeros, bichos de ciudad; gente que tiene de todo o que no tiene nada, que nunca salió de su pueblo y otra que viaja cuando puede, gitanos del siglo veintiuno. Hace casi cinco meses que yo empecé mi viaje: un viaje íntimo, sincero, personal.

DSC_0625
Y aunque hay momentos difíciles, siempre hay alguien que te regala una sonrisa. O dos.

En todo eso pensaba mientras subíamos las escalinatas a Machu Picchu. Al llegar vi en Guido, mi compañero de viajes desde hace ciento treinta días, una sonrisa que le ocupaba toda la cara y los ojos más brillantes que nunca. Entonces pensé que, además, no estoy sola, que no soy la única que se anima a cumplir un sueño. Cuando nos abrazamos, me largué a llorar.

DSC_0544
Después le pedí a Guido que me saque esta foto, que representa lo que más me gusta de mi nueva vida: la libertad.

¿Te gustó este post? Suscribite al blog para recibir los próximos posts en tu e-mail, seguime en Facebook y en Instagram para viajar conmigo en tiempo real y no dejes de compartir mi contenido en las redes.

34 comentarios en “Tu sueño, el mío, el de muchos

  1. Que lindo lo que contaste que te dijeron tus padres antes de partir! Me emociono mucho! Me llegan mucho tus palabras soy abogada como vos y creo q todos tenemos el mismo sueño q vos pero pocos tenemos el coraje de llevarlo adelante!
    Seguí disfrutando de tu viaje y espero q encuentres aquello q fuiste a buscar…
    Un saludo. Melina

  2. Genia! No te conozco pero cada vez que veo que escribís algo lo leo con ansias! Te estoy leyendo volviendo de laburar y yendo hacia la facu en la línea D. Si supieras como anhelo estar en tu lugar!! En algún momento lo voy a realizar! Mientras disfruta en lugar de todos nosotros! Te mando muchos besos

  3. Genia!!
    Tu mamá tenia razón estas cumpliendo el sueño de muchos ,y q día día vaiajamos con tus relatos , llegastes a Cuzco ahora vamos los límites los pone la mente

    Saludos

  4. Sabes marina no podes mas de inspiradora !!!! Gracias x ser lo q muchos deseamos ser algun dia !!!
    Ojala la proxima vez q stes en jujuy pueda conocerte .y llevarte a termas de rio jordan ,ese lugar escondido de las yungas jujeñas que te mande xfoto en un mensaje de instagram cuando empezaba tu viaje.
    Muchosima suerte y buen viaje !!!

  5. Me hiciste llorar, qué emoción.
    Disfruta mucho de esta vida, que esta llena de colores, paisajes, gente de todo tipo y sobre todo, de las experiencias únicas que muy pocos se atreven a vivir.
    Un beso y mucha luz desde Antibes.

  6. Me hiciste lagrimear… hace 5 meses también que arrancamos nuestro viaje, mi novio, mi perra y yo. Deje todo, menos a mi perra. Iniciamos el viaje en Bariloche y es aun aquí donde estamos. Lo estamos exprimiendo al máximo y nos quedan unos meses mas. Pero así como me enamore de este lugar rodeado de lagos y montañas ansío volver a la ruta, que es el lugar donde mas libre me siento. Necesito olvidar que día es hoy y que hora es, aprovechar al máximo esos minutos que tengo el baño libre o que el frio me permite aguantar… tomarme ese mate caliente que reconstruye el alma, hablar con personas sin pensar o cuidar lo que digo, sin tener que aparentar nada, escuchar esas palabras de personas que hace 15 minutos eran extraños y ahora siento como alguien muy cercano y conectado a mi… buscar alojamiento en donde permitan perros, donde acepten a mi familia… esa es mi mayor adrenalina… moverme con mi perra, mi perra de ciudad, de depto, que hoy es toda una viajera, compañera, divertida, a veces media mal llevada con los de su raza. Estoy llena de contradicciones, también extraño a mi gente aunque estuve recibiendo muchas visitas que aliviaron bastante, me gusta mi nueva vida, estoy creciendo profesionalmente, ya que gracias a dios mi profesión me permite seguir viajando y trabajando, me instalé en una hermosa cabaña con vista al lago, tengo mi lugar en el equipo de basquet de acá, así y todo, el deseo por seguir viajando es inagotable. Mi deseo por hacerlo con menos cosas también. Mi creencia de que mientras menos tenga, mas disfrutaré esta intacta.
    Gracias por compartir y generar esto.
    Buenas rutas

    • Qué lindo todo lo que decís Florencia, me encantó! A mí me pasa algo parecido, mi deseo de viajar es inagotable, pero también supongo que todos, cada tanto, necesitamos sentir que tenemos un hogar, no?
      Buenas vibras que llegan hasta Bariloche.
      Gracias por pasarte y dejar tu comentario!
      Besos!

  7. Cada vez que te leo encuentro más coincidencias, por ejemplo yo salí de España el 25 de enero, vamos a la par. ¡Ojalá que nos conozcamos! Igual en Perú cuando tu subas y yo baje…
    Sigamos disfrutando.

  8. ¡Hola!

    Queremos conocerte y darte difusión. A ti y a las personas motivadas como tú que vivien viajando.
    Somos un grupo de jóvenes motivados que hemos iniciado un blog, de momento solo estamos en instagram ( @lookingforwally ) con la finalidad de dar a conocer a personas que tienen este estilo de vida.
    Nos encantaría que participases.
    Si tu respuesta es que si envianos un correo a hello@lookingforwally.com.

    ¡Mucha suerte en tu aventura!

  9. hola viajera, yo viajo desde hace mucho me fui a venezuela en el 98 despues volvi me case y viaje x argentina me divorcie y despues volvi a salir con una amiga hasta colombia x tierra despues mi amiga se regreso a argentina y yo pase a centroamerica, me case en nicaragua, recien te estoy conociendo como escritora y me gusta esa manera simple de escribir,no tengo blog pero quiero hace cmo un año tenerlo y no se como empezar, si podes, si queres medejas tu wsapp. asi chateamos y m contas como le haces? con eso?. un abrazo
    y mucha fuerza, para seguir viajando que es lo mas bello que existe.

  10. Que bueno es poder leer cosas con las que uno se siente identificado! Te voy a robar algunas frases si me lo permitis!? Jaja..
    Te felicito y espero que puedas seguir con ese viaje y escribiendo muchas más cosas como estas!
    Buenas rutas y un saludo grande

  11. Siempre quise hacer un viaje por Latinoamérica, antes soñaba hacerlo al lado de mi pareja y creía que no era capaz de irme si no era a su lado, pasó el tiempo y entre un corazón roto, problemas familiares y la rutina laboral olvidé mi sueño; este año lo recordé, me encontré fuerte, segura, capaz… la primera semana de enero me compre un boleto de avión con fecha del 1 de octubre, tiempo suficiente para arreglar pendientes y ahorrar dinero, conforme ha ido pasando el tiempo la incertidumbre y tristeza me han invadido, de repente hasta me desánimo y pongo apática, hoy a poco más de un mes de iniciar mi viaje, te encuentro en instagram y mi corazón recuerda por qué estoy haciendo esto, lloro entusiasmada y sonrío… gracias por devolverme toda la emoción que tenía el día que le puse fecha a mi sueño, viajando sola, muerta de miedo, con boleto de ida y sin fecha de regreso.

  12. Hola Marina, te encontré de casualidad (si es que tal cosa existe) en Instagram y vine derechito al blog a leerte. Hace tiempo que quiero viajar sin tiempo. Hace algunas semanas finalmente me decidí y en abril de 2017 salgo al mundo. Tengo más dudas que certezas y más miedos de los que me caben en el cuerpo, sin embargo, tengo una fe infinita en la decisión que tomé y la intuición de que cuando uno hace lo posible por cumplir un sueño, el universo conspira, es como si uno se decidiera finalmente a ser lo que vino a ser y todo se alinea en ese camino.
    Al leerte siento que confirmo esa sospecha y me alegro mucho de haber encontrado tu experiencia por escrito. Soy también un bicho de blogs.
    ¡Que sigas cumpliendo sueños y viviendo tanto!
    Abrazo.

    • Hola Melisa! Qué lindo que vas a viajar! Es re normal lo que te pasa, yo los últimos meses en Buenos Aires oscilé entre la felicidad, la euforia, la nostalgia y el pánico, jaja. ¿Por donde vas a viajar? Si necesitas algo escribime por privado en Instagram o en Facebook. Buenas vibras y un abrazo!

  13. Hola Marina. Siempre vuelvo a tu página y busco este post. Simplemente me encanta! Muchas gracias por compartirlo. Un abrazo grande desde Lima!
    Por cierto, recuerdas donde queda ese mural de los ojos (5ta imagen).

    • Hola Pedro! Muchas gracias por tu comentario 🙂
      El mural está en La Paz, en alguna estación del teleférico que no recuerdo.
      Un fuerte abrazo, gracias por volver siempre!

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: