Cinco pensamientos de una argentina en Tailandia

1. Este sí que es un rey

En Tailandia existe una monarquía constitucional con características muy particulares, ya que la población venera y adora al rey como si fuera un dios.

Cada pocos metros hay grandes carteles con su imagen; en el cine, los largometrajes van precedidos de sus discursos y la celebración de su cumpleaños es uno de los acontecimientos del año.

La devoción es tal que el código penal sanciona con prisión a quien se atreva a difamar, insultar o amenazar al rey. Pero no sólo a él: en diciembre del año pasado un ciudadano tailandés fue procesado por delito de lesa majestad tras haber insultado al perro favorito del monarca en su cuenta de Facebook.

El Rey

2. Turismo sexual disfrazado de amor

Aunque se sabe que Tailandia es un paraíso para los turistas sexuales del primer mundo, sorprende que más de uno actúe como un esposo que lleva a su mujer a comer afuera, de compras y hasta de vacaciones.

Al ver la primera pareja de extranjero-jovencita local posar sonriente para una selfie en las escalinatas del avión, creés que son un matrimonio. Pero después advertís que son muchas, y al ver sus miradas quebradas entendés todo. 

3. El inglés no es el idioma universal

Cuando de chica le decías a tus padres que querías dejar inglés, ellos insistían con que era el idioma universal y que de grande lo entenderías.

En Tailandia, donde los carteles están sólo en tailandés y el vendedor del puesto callejero, el chofer del ómnibus, el mozo del bar y la población en general no saben decir más que hello, descubrís que el idioma universal no es verbal. Funcionan las muecas, los gestos, las señas, las miradas y los movimientos de brazos pero no hablar in english.

Traducime los carteles

4. Esto hay que exportarlo

En una sesión de masaje tradicional tailandés, el masajista, por una o dos horas, camina sobre tu espalda, te dobla hasta que no podés más, ejerce presión y te estira todas las partes del cuerpo, incluidas orejas, manos y pies.

En Tailandia hay tantos locales de masajes como kioscos en el microcentro porteño, y no son pocos los que ofrecen el servicio en reposeras ubicadas en plena calle, frente a la muchedumbre y por precios muy accesibles.

Extasiada luego de una dosis de relajación profunda se te ocurre instalar cientos de puestos callejeros sobre la calle Florida.

Masajes thai en las calles

5. Qué lindo es andar descalza

En Tailandia hay que descalzarse para entrar a los templos y a las casas particulares y, si bien los budistas son gente tolerante, esta regla no puede romperse. 

Al preguntar la razón recibís respuestas dispares: algunos señalan que los pies son la parte más sucia del cuerpo y que los zapatos acarrean la “mala vibra” del exterior; otros sugieren que al estar descalzo se entra en contacto directo con el mundo, con la energía de la tierra; y no pocos dicen que andar sin zapatos denota humildad, porque demuestra que no hay un afán de propiedad privada.

Al principio tratás de entender el por qué en términos absolutos, pero luego concluís que no es necesario enroscarte con algo tan simple como unos pies y el hecho de andar descalzo… Al final de cuentas es liberador sacarte los zapatos y sentir el piso frío después de haber caminado bajo el sofocante calor de Bangkok.

Si te gustó, también podés leer los cinco pensamientos de una argentina en India, en Italia y en España.

9 comentarios en “Cinco pensamientos de una argentina en Tailandia

  1. Qué bien has resumido y redactado tus impresiones. Aún no he visitado ese bello país y precisamente ahora que estoy tomando esta semana y la próxima para ver mi próximo destino, Tailandia es una de mis opciones. Gracias por darnos a todos una mejor idea de lo que es estar ahí. Sobre lo del rey, algo similar vivía Japón con su emperador antes de perder en la Segunda Guerra Mundial.

  2. Genial tu post!! Muy entretenido el relato y haces q se quiera conocer si o si este país tan hermoso. En un mes más parto con mi novia a Tailandia en un viaje por un mes , espero poder disfrutar de lo que cuentas aquí … Un gran abrazo desde la Patagonia Chilena !

  3. Muy lindo tu blog Mónica!!!
    Trabajo en un tribunal y no sabes lo que me identifico contigo, ya que estamos en esto de las leyes y además compartimos la afición o “adicción” 😉 por los viajes.
    A fines de noviembre andaré por el SEA haciendo un recorrido de un mes…!!
    Espero con ansia el momento de tirar la corbata y ponerme las chalas!
    Saludos desde Chile y sigue con tu blog!

  4. Felicidades por el blog. Muy realista y optimista a la par que excelente diseño. Si lo hacés tu sola todo felicidades!. Solo me ha molestado una frase del blog: “La devoción es tal que el código penal sanciona con prisión….”. Que barbaridad. Es como el Catolicismo quemando ateos en la inquisición. El respeto de un gobernante se debe ganar por el cariño de su pueblo, no por el miedo, que genera un falso respeto, y a la larga los golpes de estado…

    • Hola Pete. Gracias. Sí, el Blog tiene un poco más de tres meses y lo hago todo sola. A veces el tema informático me da un par de dolores de cabeza porque soy media bestia, jaja, pero estoy aprendiendo con tutoriales en YouTube y demás. En lo que respecta a escribir, nunca lo hice pero me di cuenta que me gusta.
      En lo atinente al rey, parte de la población tailandesa está abriendo el debate en el sentido que vos planteás.
      Gracias por la visita y las palabras. Un abrazo.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: